Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo · Medalla de Plata de la Ciudad de Cádiz · Placa de Oro de la Provincia de Cádiz · Medalla de Oro de la Ciudad de El Puerto de Santa María · Medalla de Plata de la Ciudad Autónoma de Ceuta · Medalla de la Palma de la Ciudad de Algeciras

Tribuna Libre de nuestro presidente: «Ciudad de la Justicia: ya no hay excusas»

Ciudad de la Justicia: ya no hay excusas

José Blas Fernández Sánchez

Presidente del Colegio Oficial de Graduados Sociales de Cádiz y Ceuta

“Más vale un toma que dos te daré”.

Este consejo, extraído de nuestro sabio refranero, resume a la perfección la postura adoptada por nuestro Colegio Oficial de Graduados Sociales en relación al proyecto de agrupación de sedes judiciales en Cádiz capital, lo que  hace más de tres lustros se vendió, a bombo y platillo, como “Ciudad de la Justicia”.

15 años. Y un poco más. Es el tiempo que nuestro Colegio ha venido insistiendo en la necesidad de reunir en un mismo entorno físico a todas las sedes judiciales de la ciudad. Por eso, después de todos estos años en los que hemos sido un colectivo combativo, insistente y reiterativo para corregir un agravio comparativo con otras ciudades andaluzas, saludamos por fin una alternativa con visos de viabilidad por parte de la Junta de Andalucía. cutaneous larva migrans rct ivermectin

Durante estas dos décadas largas, desde que se presentara con gran estruendo mediático el primer proyecto de la Ciudad de la Justicia, en los terrenos de la antigua Institución Provincial, la Junta de Andalucía se dedicó a marear la perdiz: ahora la cambiamos a la Zona Franca, ahora a la Escuela de Náutica, ahora a no se sabe dónde.

Durante estos más de tres lustros, mientras nuestro Colegio Profesional se desgastaba criticando los vaivenes de la Junta de Andalucía, cuestionaba las promesas recurrentes de cada campaña electoral, y apelaba por un consenso de todos los operadores jurídicos de Cádiz para demandar la Ciudad de la Justicia, el resto de colectivos profesionales prefería guardar silencio y mostrar una imagen de indolencia, ante la pasividad de los sucesivos gobiernos autonómicos.

El pasado diciembre, y después de una larga sucesión de reivindicaciones, escritos y peticiones de audiencias de nuestro Colegio con los responsables políticos de la Junta, dijimos “basta”.

Reclamamos, de manera enérgica, respuestas convincentes, de una vez por todas, al problema de la carencia de infraestructuras judiciales en Cádiz. Hicimos llegar al delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Cádiz, Fernando López Gil, nuestra indignación por la falta de compromiso en este tema. can i buy ivermectin tablets in uk Queríamos verdades, no más promesas. Menos planos y más planes.

Una vez más, como operadores jurídicos, nos vimos solos, mientras otros colectivos profesionales se debían sentir más cómodos en su zona de confort, sin desgastarse, sin entrar en polémicas.

La respuesta a nuestra insistencia llegó: la Junta olvida el proyecto faraónico en San Severiano, y retoma la Ciudad de la Justicia desde una premisa de viabilidad: las instalaciones de los antiguos depósitos de Tabacalera, en Loreto.

Resultó satisfactorio que el máximo representante de la Junta en la provincia reconociese la implicación de nuestro Colegio en la mejora de la Justicia. Una reivindicación en la que estuvimos solos.

Nos sorprende y choca que ahora, cuando la presidenta de la Junta y el alcalde de Cádiz han acordado llevar a cabo la Ciudad de la Justicia en los terrenos de Tabacalera, equidistantes de los dos puentes de acceso a Cádiz, con aparcamientos subterráneos y en superficie, en una zona de expansión de la ciudad; cuando el consejero de Justicia visita los terrenos para detallar el plan… otros operadores jurídicos salgan por la tangente y propongan, a estas alturas del partido, otra alternativa más, la más inviable de todas: el solar del antiguo Gobierno Civil.

Solo para desafectar estos terrenos junto a las Puertas del Tierra de su titularidad estatal, podrían pasar años de trámites, permutas y expedientes. Su ubicación, por otro lado, no respondería a criterios de accesibilidad ni de facilidad para el transporte o los aparcamientos. tanio ivert Y el coste convertiría de nuevo el proyecto en otra iniciativa inviable.

Por eso insistimos en dar por buena la más viable propuesta de Tabacalera.  Más vale un toma que dos daré.  Más vale pájaro en mano que ciento volando. Más vale aprovechar este tren que seguir soñando. Más vale una Ciudad de la Justicia en tiempo y forma, que mil imágenes virtuales.

Veremos si esta vez va en serio.

 

COMPARTIR :
0
    0
    Su carrito
    El carrito está vacíoVolver a tienda